SESTAO

Sala de Prensa

01/10/2019

El Ayuntamiento invierte 4,7 millones desde 2017 en comprar y rehabilitar viviendas municipales

El Consistorio es propietario de 150 pisos, de los cuales en la actualidad se encuentran ocupados el 92%

rss Ezagutzera eman

DESCARGAR IMAGEN

DESCARGAR VÍDEO

COMPARTIR VÍDEO

El Ayuntamiento de Sestao viene realizando en los últimos años una importante apuesta para mejorar el parque municipal de vivienda. Desde el año 2007, el Consistorio ha invertido 3 millones de euros en la compra de 33 pisos y también ha destinado 1,7 millones de euros a la rehabilitación de las viviendas más antiguas con el objetivo de mejorar su eficiencia energética. De cara a esta legislatura los retos que se marca el Consistorio son tres principalmente: gestionar las nuevas viviendas municipales de La Punta, poner en funcionamiento la caldera de biomasa –district heating- que aportará calefacción y agua caliente a las viviendas municipales y la aprobación de un reglamento de regule el acceso a estos pisos.


El 21 de mayo de 2018, el Ayuntamiento de Sestao celebró el primer sorteo de viviendas municipales de los últimos 26 años para adjudicar 18 inmuebles comprados en la Casa del Arco, diez en los números 33 y 35 de la calle Txabarri y cinco en la calle 25 de Diciembre. Tras la compra de estos alojamientos, el Consistorio ha incrementado un 22% el parque municipal, hasta las 150 viviendas, la cifra más alta alcanzada hasta la fecha.


Las más antiguas de ellas han sido sometidas recientemente a un proceso de rehabilitación de las cubiertas y las fachadas con el objetivo de mejorar el aislamiento de los edificios y reducir los consumos energéticos. Estas obras se han llevado en el Patronato, con una inversión de 832.341 euros; en La Bariega número 2, con una inversión de 137.915 euros; en los números 22 y 24 de la calle Los Baños, con una inversión de 635.819 euros; y finalmente en el número 21 de la calle Autonomía con una inversión de 141.584 euros.


El alquiler medio es de 104 euros al mes
Los inquilinos de las viviendas municipales pagan una renta media mensual de 104 euros. Por lo tanto, este programa es una herramienta esencial para facilitar a los vecinos y vecinas el acceso a una vivienda por debajo de los precios del mercado libre.


De las 150 pisos existentes, en la actualidad se encuentran habitados 138, un 92%. Tres de ellos serán adjudicados en un corto periodo de tiempo mientras que los nueve restantes, tras haber estado alquilados, necesitan una pequeña puesta a punto para su alquiler a una nueva familia.


301 personas empadronadas
En las viviendas municipales residen 146 unidades convivenciales con un total de 301 personas empadronadas, de las cuales 66 son menores de edad, 187 tienen entre 18 y 65 años y 48 superan los 65 años.


En cuanto a la tipología de los contratos, 54 tienen carácter vitalicio, 49 tienen una duración anual prorrogable, 33 son para cinco años y 2 se encuentran en precario.


La morosidad se encuentra actualmente en el 4,5%, si bien Sestao Berri ha firmado acuerdos de pago con las familias que adeudan recibos para que puedan liquidar la deuda con acuerdo a su capacidad económica. La mitad de los inquilinos de las viviendas municipales son perceptores de la Renta de Garantía de Ingresos, el 30% tiene ingresos provenientes de su actividad laboral y el 20% restante son pensionistas.


Desde el 1 de enero de este año el personal de Sestao Berri ha realizado un total de 506 intervenciones sociales con los inquilinos. Estas intervenciones consisten en acompañamiento, asesoramiento, visita a las viviendas, seguimiento familiar, intermediación en conflictos vecinales, etc. En 2018 el número de intervenciones sociales fueron 691.


En lo que llevamos de año se han atendido 26 incidencias técnicas utilizando para ello empresas de reformas, seguros de vivienda y comunidad y fondos de las comunidades.


Retos de futuro
Varios son los retos vinculados a las viviendas municipales a los que Ayuntamiento y Sestao Berri tendrán que dar respuesta en esta legislatura.


El primero de ellos será la cesión, a finales de este año, de 58 viviendas al Ayuntamiento por parte del Gobierno Vasco en La Punta. Existe un compromiso de realojo de algunas familias en estos pisos derivado de los expedientes de derribo de infravivienda llevados a cabo en los últimos años en la parte baja de Sestao. Aun así, quedará una bolsa importante de pisos para poner a disposición de la ciudadanía. En este sentido, una de las primeras decisiones que deberá adoptar el Equipo de Gobierno será la adjudicación de estas nuevas viviendas.


Entre finales de este año y principios de 2020 se pondrá en funcionamiento la nueva calefacción de barrio –district heating- que a través de una caldera de biomasa, situada en el Parque Vicente Díez, aportará calefacción y agua caliente sanitaria a 250 viviendas situadas en el entorno de esta plaza. Una parte importante de esos 250 pisos son viviendas municipales que pasarán a emplear esta nueva tecnología más eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

Otro importante reto para esta legislatura 2019-2023 será la elaboración y aprobación de un reglamento municipal que regule el acceso a las viviendas municipales, explicitando los requisitos que habrán de cumplir las familias para el acceso a estos alojamientos.

Next Euskadi