SESTAO

Sala de Prensa

02/06/2020

El Cementerio de Sestao tendrá un Jardín de los Recuerdos formado por 200 columbarios y un espacio para depositar cenizas

El Ayuntamiento adjudicará los trabajos en los próximos días con el objetivo de iniciar las obras este verano

rss Ezagutzera eman

DESCARGAR IMAGEN

DESCARGAR VÍDEO

COMPARTIR VÍDEO

El Ayuntamiento de Sestao quiere adaptar el cementerio municipal a las nuevas costumbres funerarias que apuestan cada vez más por la incineración de las personas fallecidas. Por ello, el consistorio sestaoarra desarrollará, en una de las parcelas del camposanto, un proyecto de intervención paisajística denominado Jardín de los Recuerdos. Esta actuación consistirá en la creación de una zona natural para que las familias depositen las cenizas de sus seres queridos y donde se van a instalar 202 columbarios con capacidad para albergar 1.572 urnas con cenizas.

El cementerio municipal se prepara para experimentar una de las mayores transformaciones de los últimos años para adecuarse a los nuevos tiempos y seguir prestando un servicio de calidad a los vecinos y vecinas de Sestao. Este proyecto tiene el doble objetivo de crear una zona ajardinada que contribuya a renaturalizar el cementerio y al mismo tiempo habilitar una infraestructura para dar servicio a las familias que opten por la incineración de sus seres queridos. El lugar escogido para crear este Jardín de los Recuerdos es la manzana número 9 del cementerio municipal.

Dicha manzana, que ocupa una superficie de 671 metros cuadrados, ha servido hasta hace escasos años como un terrario donde realizar enterramientos. Sin embargo, un paulatino proceso de restricción de las inhumaciones ha propiciado que las sepulturas se hayan liberado, pudiendo proceder a la exhumación de los restos y liberando la manzana para nuevos usos fúnebres.

El Jardín de los Recuerdos tendrá tres parterres, uno de ellos situado en la parte superior de la parcela y los dos restantes situados en la parte inferior de dicho terreno.

En la parte superior de la parcela se plantará un laurel con un alcorque circular bajo su copa donde celebrar una pequeña ceremonia de despedida de la persona fallecida así como el vertido de las cenizas. Los laureles, símbolos de gloria y eternidad, se emplean como especies simbólicas en los cementerios. El parterre se abrazará con un banco corrido que hará las veces de barandilla para crear un pequeño mirador desde donde otear el resto de la parcela. Debido al desnivel que tiene la parcela será necesaria la construcción de un muro de contención para sujetar este espacio que en su punto de mayor altura alcanzará los 2,40 metros, que servirá para sujetar este parterre superior y que albergará un total de 64 columbarios con una capacidad de almacenamiento de 480 recipientes.

El segundo parterre estará situado en la parte inferior de la parcela. Será una superficie de césped y abedules y dispondrá de 63 columbarios con una capacidad de almacenamiento de 486 recipientes.

Finalmente, el tercer parterre, situado también en la parte inferior, será una superficie formada también por césped y abedules en que se habilitarán 75 columbarios con una capacidad de almacenamiento de 606 urnas.

El Ayuntamiento ha habilitado una partida económica de 290.000 euros para sufragar las obras. El contrato será adjudicado en los próximos días con carácter de urgencia para que las obras puedan dar comienzo este verano.

Next Euskadi