SESTAO

Sala de Prensa

03/12/2014

Declaración del EBB en el Día Internacional del Euskera

“Para mí el euskera es una necesidad. ¿Quién diría que ama el pan? El pan no se ama, se necesita. Así me ocurre a mí con el euskera: no lo amo, lo necesito”. Gabriel Aresti

rss Ezagutzera eman
Declaración del EBB en el Día Internacional del Euskera

DESCARGAR IMAGEN

La sociedad vasca muestra bien a las claras, en su devenir cotidiano, que está firme y resueltamente decidida a avanzar en la revitalización del euskera. Se cuentan por miles, por ejemplo, las personas que han dado el paso de aprender euskera. Son mayoría, y cada vez más, los padres y madres que escogen la enseñanza en euskera para sus hijos e hijas, a pesar de que, en muchos casos, ellos mismos no dominen esa lengua. Son cada vez más las personas que hablan euskera. Estamos construyendo una sociedad cada vez más bilingüe. El euskera se nos hace visible y audible en cada vez más ámbitos. El euskera es una lengua cada vez más viva, cada vez más útil para la convivencia.

La fructífera actitud de la sociedad vasca es, sin duda, merecedora de nuestro aplauso. En la misma medida en que lo son, asimismo, las instituciones de la Comunidad Autónoma del País Vasco por la labor que, cada una en su ámbito propio, vienen realizando en estos últimos treinta años con el objetivo de revitalizar el euskera.

El Día Internacional del Euskera nos brinda una ocasión inmejorable para refrendar nuestro compromiso con el euskera y proclamarlo a los cuatro vientos. Y para que el propio euskera, a su vez, se difunda a los cuatro vientos, nuestro compromiso fundamental no puede ser otro que el de utilizarlo cada vez más, cada vez en más menesteres, cada vez en más lugares. Usemos el euskera. Usémoslo una y otra vez. Usémoslo tanto como sea posible. Esa es la forma más segura y eficaz de dar oxígeno a nuestra lengua.

El propio EAJ-PNV, cuando expone esta reflexión ante la totalidad de la sociedad vasca, no se excluye en absoluto de las tareas que de ella se desprenden. Antes bien, al tiempo que invitamos a nuestros conciudadanos y conciudadanas a que utilicen el euskera, nos lo exigimos a nosotros mismos, ineludiblemente, en forma de sincero compromiso práctico. Porque quienes en nombre de nuestro partido hacemos política para lograr una sociedad más equitativa y cohesionada, en modo alguno podemos ser un obstáculo para el avance del euskera; porque de ninguna manera podemos convertirnos en meros predicadores de una política favorable al fomento del euskera si, al mismo tiempo, no ejercemos como vascoparlantes en cuantas ocasiones nos sea posible hacerlo. Sería imperdonable que nos limitáramos a lanzar proclamas vacías. Y jamás lo haremos.

Y, sin abandonar el ámbito de la política, es para nosotros meridianamente claro que nunca nos serviremos del euskera para obtener ventajas políticas. En efecto, y como nos advirtió el maestro Mitxelena con su proverbial sensatez, “el euskera es demasiado débil para utilizarlo como arma”. Nosotros aspiramos, ciertamente, a la igualdad de oportunidades para el euskera. Porque solo así es posible construir, aquí, una sociedad que avance en armoniosa convivencia hacia un bilingüismo cada vez más equilibrado. Y ese es nuestro objetivo a la hora de impulsar políticas de fomento del euskera. Entre todos, porque todos somos indispensables en el esfuerzo por revitalizar el euskera. Desde el mayor consenso posible, porque en él reside la clave de una política lingüística sostenible. La clave del éxito y del futuro. La clave imprescindible para que el uso del euskera crezca sin cesar.

Proclamemos, unidos, a los cuatro vientos, haciendo nuestras las palabras del poeta: ¡Empleo el euskera, necesito el euskera!

Next Euskadi